Share this
Celebran centenario de Teresa Carreño

¡Cien años de su partida! Este lunes 12 de junio se conmemora el primer centenario del fallecimiento de la pianista, cantante y compositora venezolana Teresa Carreño, considerada una de las principales creadoras del siglo XIX y XX.

“Son cien años de la más grande y universal artista del país y por ello hemos preparado una serie de actividades para su conmemoración en el Teatro Teresa Carreño“, anunció el presidente de ese espacio cultural, Gustavo Arreaza.

Las actividades comenzarán la mañana del lunes con una ofrenda floral en el Panteón Nacional, donde reposan los restos mortales de la artista; y por la tarde será inaugurada una exposición iconográfica sobre las facetas de su vida como prodigio de la música, concertista, pedagoga y cantante, en los espacios abiertos del teatro que lleva su nombre

La conmemoración de esta ocasión contempla también una gala artística, bautizos de libros y un recital de piano, entre otras actividades que se estarán realizando esta semana en honor a la insigne artista.

Adicionalmente, se estará realizando la presentación del Sistema Alejandría, un portal libre que suministra información histórica sobre Teresa Carreño así como una exposición iconográfica que aborda varios momentos de la vida de la compositora, que fue sobrina de la esposa de El Libertador Simón Bolívar, en cuyo honor debe su nombre.

Para el magno evento, personal del Centro Nacional de Conservación y Restauración Patrimonial (Cencrep) trabajó en la recuperación de trajes y objetos personales de la artista venezolana que forman parte de la muestra de la exposición.

Para este martes 13 de junio está previsto la gala centenario en la que se interpretará parte del extenso repertorio compuesto por esta creadora. “En la Gala Centenario Teresa Carreño podrás disfrutar de Une Femme, la pieza coreográfica de Walter Castillo”, informa esta institución cultural que lleva su nombre

Precoz talento

María Teresa Gertrudis de Jesús Carreño nace el 22 de diciembre de 1853, en Caracas, y llega a ser reconocida en el mundo como una de las más importantes intérpretes latinoamericanas de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

La pequeña virtuosa inicia sus estudios musicales a temprana edad. A los nueve año hizo gala de su gran talento en su primer recital público, en el Irving Hall de Nueva York, donde recibe el reconocimiento de los espectadores y es invitada a tocar ante el presidente Abraham Lincoln, en la Casa Blanca.

Desde ese momento su talento se hizo sentir en varios países de Europa, de África del Sur y de América, así como en Australia y Nueva Zelanda, con un repertorio de piezas clásicas de reconocidos maestros. Además, fue autora de más de 40 creaciones para piano, como El vals de Teresita, Himno a Bolívar, Saludo a Caracas, La nota falsa y Nocturnos.

Sus restos reposan en el Panteón Nacional, donde están los próceres de la patria como el Libertador Simón Bolívar, Luisa Cáceres de Arismendi y Pedro Camejo, entre mucho otros.