Share this
Libro "claroscuro" analiza gobiernos progresistas de América Latina

¿Fin de un ciclo histórico o proceso abierto? Es una de las tantas interrogantes que intenta responder el libro “Claroscuro de los gobiernos progresistas” que, editado por el economista Carlos Ominami y publicado por Editorial Catalonia, reúne el análisis de destacados intelectuales latinoamericanos en torno a los profundos cambios políticos experimentados por países de América del Sur desde finales del siglo XX.

Celso Amorim - Alicia Bárcena - João Brant - Marco Aurelio García - Alberto Fernández - Manuel Antonio Garretón - Horst Grebe - Elisabet Gerber - Guillermo Mastrini - Constanza Moreira - José Natanson - Carlos Quenan - Álvaro Sáenz - Ernesto Samper - André Singer - Mario Wainfeld y Carlos Ominami como editor  intentan  contribuir a un balance ecuánime de la obra de los llamados gobiernos progresistas de América del Sur, sus luces y sus sombras, destacando avances y retrocesos, logros y fracasos.

Luego de la sucesión de dictaduras de los años 80, la llamada “década perdida”, esta nueva ola de gobernantes representó un cambio gigantesco.

América Latina volvía a ser un continente de esperanza. No se trataba del regreso de la utopía revolucionaria. Las fuerzas que sustentaban los nuevos liderazgos habían aprendido la lección porque al ser sobrevivientes de violentas confrontaciones, transitaban al campo de las reformas y se imponía la convicción, de que la democracia era el único espacio natural para un proyecto de cambio.

Desde finales del siglo pasado, una buena parte de los países de América del Sur experimentó un cambio político significativo. Surgieron líderes de nuevo estilo a los que les correspondió encabezar gobiernos que se ha convenido en calificar de progresistas.

Hugo Chávez en Venezuela; Ricardo Lagos y Michelle Bachelet en Chile; Néstor Kirchner y Cristina Fernández en Argentina; Ignacio “Lula” da Silva y Dilma Rousseff en Brasil; Tabaré Vásquez y Pepe Mujica en Uruguay; Evo Morales en Bolivia; y Rafael Correa en Ecuador son la nueva ola de gobernantes que representó un cambio gigantesco, luego de la sucesión de dictaduras que marcó durante los años ochenta la llamada “década perdida”.

Estos líderes encabezaron gobiernos calificados de progresistas y cada uno con características propias cuyas diferencias se han reflejado en los gobiernos que encabezaron y todos tienen en común, el haber accedido al poder mediante elecciones limpias y encabezar proyectos que buscaban romper con una larga historia de atraso y exclusión social.

La dinámica ascendente de estos gobiernos comenzó a frenarse hacia finales de la pasada década, muchos se debilitaron y hubo cambios de signo, surgiendo la interrogante a la que este libro y sus connotados autores buscan responder: ¿fin de un ciclo histórico o proceso abierto? 

Los diversos ensayos incluidos en esta obra, aportan antecedentes útiles para entender la emergencia y los logros, pero también las enormes insuficiencias demostradas por estos gobiernos. Los autores aquí reunidos asumen diversas miradas, los énfasis difieren y es posible encontrar opiniones distintas y valoraciones divergentes sobre determinados acontecimientos y procesos.

El libro fue presentado el pasado jueves 31 de agosto en la sala Ercilla de la Biblioteca Nacional por Francisco Vidal, Javiera Parada y José Miguel Insulza.

elclarin